Buscar este blog

martes, 10 de julio de 2018

El PE solicita a los Estados miembros adaptar su legislación para que la asistencia humanitaria a los inmigrantes no sea considerada un delito


El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado el pasado jueves 5 de julio una resolución no legislativa en la que muestra su preocupación por la criminalización de las ONGs y personas que prestan su ayuda a los inmigrantes.
En dicha resolución el Parlamento Europeo advierte de "las consecuencias indeseadas que la legislación comunitaria sobre ayuda a la migración irregular está teniendo en los ciudadanos que ofrecen asistencia humanitaria a inmigrantes y solicitantes de asilo" mientras algunas voces les acusan de "incentivar" el tráfico de personas y de actuar "al borde de la legalidad".
En virtud de la directiva de 2002 sobre “facilitación”, los Estados Miembros están obligados a introducir en su legislación sanciones penales contra quienes faciliten la entrada, la circulación y la estancia irregulares en su territorio. No obstante, la resolución recuerda que la norma también da a los países la opción de no penalizar la ayuda cuando esta sea de carácter humanitario y lamentan que sólo algunos estados miembros han incorporado en su legislación excepciones sobre asistencia humanitaria.
Por ello el texto solicita a la CE que adopte unas directrices para los Estados Miembros especificando qué formas de ayuda no se penalizarán, con el fin de asegurar claridad y uniformidad en la aplicación de la directiva y evitar la criminalización injustificado de la asistencia humanitaria.
En mayo pasado un grupo de voluntarios españoles fue absuelto en Grecia de una acusación de tráfico de personas tras haber sido detenidos cuando prestaban ayuda a solicitantes de asilo que llegaban a la isla de Lesbos desde Turquía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario