Buscar este blog

lunes, 25 de junio de 2018

La Comisión exhorta a reforzar los organismos nacionales de defensa de la igualdad para luchar contra la discriminación

La Comisión recomendó el pasado viernes una serie de medidas a los Estados miembros para asegurar que los organismos de defensa de la igualdad protegen efectivamente a los ciudadanos y luchan contra la discriminación.
Los organismos de defensa de la igualdad son organizaciones independientes que asisten a las víctimas de la discriminación, llevan a cabo una labor de seguimiento y elaboración de informes en materia de discriminación, y fomentan la igualdad en toda la UE. Los Estados miembros deben garantizar su independencia y asegurarse de que cuentan con los recursos necesarios para hacer frente a todos los motivos de discriminación, como el sexo, la raza, el origen étnico, la religión o las convicciones, la discapacidad, la edad o la orientación sexual. Deben, además, organizar campañas de sensibilización más eficaces acerca del papel de los organismos nacionales de defensa de la igualdad y de las vías de que disponen los ciudadanos para acceder a esos organismos y para ejercer sus derechos en caso de discriminación.
La Comisión recomienda las medidas siguientes: los Estados miembros deben garantizar la independencia de los organismos de defensa de la igualdad a través de su estructura administrativa, su dotación presupuestaria, los procedimientos de nombramiento y cese de su personal y la prevención de conflictos de intereses, posibilitando, además, la recogida de pruebas e información por parte de estos organismos. Han de permitir que los organismos de defensa de la igualdad tramiten denuncias individuales o colectivas, presten asistencia jurídica y representen a las víctimas u organizaciones ante los tribunales. Deben velar por que los organismos de defensa de la igualdad dispongan de la infraestructura y los recursos humanos, técnicos y financieros necesarios. Y, por último, deben implantar las condiciones necesarias para garantizar una comunicación adecuada entre los organismos de defensa de la igualdad dentro de cada Estado miembro, en toda la UE y a escala internacional. 
Se invita a los Estados miembros a que incluyan las medidas adoptadas en respuesta a la presente Recomendación en sus informes preceptivos acerca de la aplicación de las Directivas sobre igualdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario