Buscar este blog

lunes, 5 de febrero de 2018

Londres busca algún nexo de libremercado con la UE tras el Brexit




El Reino Unido tiene una gran decisión por delante que puede afectar en mayor o menor medida a su economía, y es la de permanecer de alguna forma en el mercado único y la unión aduanera con el resto de Europa tras el Brexit. Los informes filtrados esta semana y realizados por el propio Gobierno de Theresa May ya avanzan que sea cual sea el escenario, el PIB británico saldrá perdiendo.

A pesar de eso, la primera ministra británica y parte de su Ejecutivo siguen manteniendo que al salir de la U  lo hacen con todas sus consecuencias, y esto significa abandonar las ventajas de permanecer en ese mercado único y en la unión aduanera. Una idea que han confirmado tanto el portavoz de la primera ministra como el secretario de Relaciones Internacionales L. Fox. Sin embargo, parece que las conversaciones internas dentro del Ejecutivo circulan en otro sentido. Altos cargos gubernamentales están considerando poder llegar a un acuerdo al menos para seguir permaneciendo en la unión aduanera, lo que permitiría cubrir el comercio de bienes con la Unión Europea. Algo que limitaría severamente la capacidad de Reino Unido para establecer otros acuerdos comerciales externos pero que ayudaría a resolver preocupaciones sobre la frontera con Irlanda y reduciría la necesidad de nuevos procedimientos aduaneros complejos que se deberían implantar.

El propio Fox ha rechazado esta idea al no ser "compatible con tener una política comercial independiente". Por el contrario, la primera ministra, durante su viaje a China y preguntada por esta cuestión, echó balones fuera y se negó a descartarlo del todo. Un tema, el de la futura relación comercial entre ambas partes. Los Veintisiete han ofrecido a Londres negociar un periodo de transición para adaptarse al Brexit hasta el 31 de diciembre de 2020 manteniendo el status quo pero sin que Reino Unido tenga voto ni presencia en las instituciones comunitarias.

Es decir, Londres tendrá que seguir cumpliendo las normas europeas -incluidas las que se pacten en este periodo de transición- y respetando la competencia del Tribunal de Justicia de la UE, así como las cuatro libertades fundamentales, entre ellas la libre circulación de personas, dado que Reino Unido seguirá durante este periodo en el mercado interior y la unión aduanera. T. May, ha advertido de que no contempla que las negociaciones con la UE para fijar un periodo de transición tras el Brexit lleven a reconocer los mismos derechos a los europeos que lleguen a Reino Unido después de su salida del bloque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario