Buscar este blog

jueves, 8 de febrero de 2018

Europa crecerá más del 2% hasta 2020, pero con mercados volátiles


Europa creció el año pasado al 2,5%, el ritmo más alto en 10 años. El PIB europeo avanzará a una velocidad de crucero superior al 2% al menos hasta 2020, según las previsiones de invierno de la CE. Y aun así Bruselas teme sacudidas en los mercados, que entran en una fase de volatilidad por la retirada de los estímulos monetarios por parte de los bancos centrales. Si hay subidas de los tipos de interés sufrirán las economías más endeudadas, como la española.

'Una expansión sólida y duradera'. Con esa frase arrancan las Previsiones de invierno de la CE, que prevén una suerte de primavera continental tras una década oscura de Gran Recesión y dilemas existenciales. La eurozona y la UE crecerán por encima del 2% los dos próximos años, las mayores tasas en 10 años. La creación de empleo sigue firme. Europa tiene incluso potencial de crecimiento sin utilizar. Y aun así Bruselas hace ímprobos esfuerzos por moderar su optimismo: la recuperación 'en gran medida cíclica, tras el fuerte batacazo desde 2008' irá desacelerando paulatinamente. 

 La eurozona creció el 2,4% el año pasado, y avanzará a una velocidad de crucero del 2,3% y el 2% en 2018 y 2019. Pero las cicatrices de la crisis siguen ahí. Y son profundas. La inflación no está ni se le espera: seguirá en torno al 1,5% durante dos años más, lejos del objetivo del 2%, como síntoma inequívoco de que las corrientes de fondo en Europa (y en el mundo) son problemáticas. La tasa de desempleo sigue en torno al 8%, pero con picos superiores al 15% en países como España y Grecia: la divergencia entre Norte y Sur se deja notar y es también una potencial fuente de conflictos en Europa. Y la situación fiscal ha mejorado. Los déficits públicos ya no preocupan. Pero sí preocupan las deudas públicas embalsadas durante la crisis, y las enormes deudas privadas acumuladas en los años previos a la Gran Recesión.

Los riesgos, según Bruselas, están equilibrados. 'La eurozona entra en 2018 con una salud robusta: el crecimiento ha vuelto definitivamente y está aquí para quedarse', dice el comisario de Economía, Pierre Moscovici. Europa, sin embargo, 'es vulnerable' a una subida de los tipos de interés y a periodos de inestabilidad financiera, que dejarían al descubierto 'las fragilidades relacionadas con el excesivo endeudamiento en varios Estados miembros', narró.

Europa está entre los peores en términos de deuda pública, privada y exterior. La economía española crece a tasas mayores que el conjunto de la zona euro, pero el legado de la crisis sigue siendo doloroso, con niveles de endeudamiento, desempleo y riesgo de pobreza en máximos entre los países industrializados. España creció el 3,1% el año pasado. Y Bruselas eleva una décima el avance del PIB previsto para este año hasta el 2,6%. 'Los acontecimientos en Cataluña aún podrían tener impacto en la economía', según el informe, que aun así subraya que hasta ahora el impacto en el crecimiento 'se ha contenido'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario