Buscar este blog

lunes, 6 de noviembre de 2017

Programa de trabajo de la Comisión Europea para 2018

El pasado 24 de octubre de 2017, la Comisión Europea presentó en Estrasburgo el Programa de trabajo para el año 2018, en el que se establece una Agenda  por una Europa más unida, más fuerte y más democrática.
Cada año, la Comisión Europea aprueba un Programa de trabajo en el que se establece la lista de actuaciones que emprenderá el año siguiente, con el objetivo de informar al público y a los colegisladores sobre los compromisos políticos en relación con la presentación de nuevas iniciativas, la retirada de propuestas pendientes y la revisión de la legislación vigente de la Unión Europea. La preparación por parte de la Comisión del Programa de trabajo de 2018 se ha visto enriquecida por las consultas con el Parlamento Europeo y el Consejo en el contexto del nuevo Acuerdo Interinstitucional sobre la Mejora de la Legislación y el Acuerdo Marco sobre las relaciones entre el Parlamento Europeo y la Comisión, así como sobre la base de la Declaración de Intenciones remitida por el Presidente Juncker y el Vicepresidente Primero Timmermans, el pasado 13 de septiembre, tras el Discurso del Presidente sobre el Estado de la Unión Europea.
El enfoque del Programa de trabajo para 2018 es doble. De un lado, establece un número limitado de acciones legislativas específicas para completar el trabajo de la Comisión en una serie de áreas políticas prioritarias en los próximos meses: nuevo impulso para empleos, crecimiento e inversión; mercado único digital conectado; una Unión de la Energía resiliente con una política de cambio climático con visión de futuro; un Mercado Interior más profundo y más justo con una base industrial fortalecida; una política comercial equilibrada y progresiva para aprovechar la globalización; un área de Justicia y Derechos Fundamentales basada en la confianza mutua; una nueva política de migración; la UE como actor global más fuerte; y una Unión de cambio democrático. La Comisión presentará todas las propuestas legislativas a más tardar en mayo 2018, lo que permitirá que Parlamento Europeo y el Consejo tengan tiempo y espacio para completar el trabajo legislativo antes de las elecciones europeas, el próximo junio de 2019.
De otro lado, el Programa de trabajo también presenta un total de diez iniciativas con mayor perspectiva de futuro, dado que “al completar nuestra agenda de hoy, debemos preparar la Unión del mañana”. Esto es, a la vez que el Programa hace referencia a las acciones que se van a llevar a cabo durante los próximos catorce meses, también propone una serie de iniciativas que miran hacia el 2025 y más allá. Y ello, teniendo en cuenta que una nueva Europa de 27 Estados miembros surgirá el 30 de marzo de 2019, con la salida de Reino Unido y que, sólo unas semanas más tarde, en junio de 2019, los europeos acudirán a las urnas. Así, prevé acciones específicas respecto a tres planos concretos: una Unión más unida, más fuerte y más democrática.

Durante el último año, la Comisión ha reforzado significativamente sus esfuerzos para involucrarse activamente con la sociedad civil, en aras a mejorar tanto la legitimidad como la calidad de su trabajo y con el propósito de actuar sólo donde se necesita y se agrega valor. Así pues, propone finalmente alcanzar “Mejores resultados sobre el terreno: Una mejor regulación, implementación y ejecución”. Vid. Hoja de Ruta para una Unión más unida, más fuerte y más democrática.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario