Buscar este blog

jueves, 2 de noviembre de 2017

Piden medidas a favor de los derechos humanos en fronteras de Ceuta y Melilla


La organización no gubernamental Andalucía Acoge ha reclamado medidas en favor de los derechos humanos en las fronteras de Ceuta y Melilla justo cuando hoy se cumplen 29 años desde la aparición del primer cadáver identificado como una persona inmigrante.

La organización ha recordado en un comunicado que después de casi tres décadas, la tragedia continúa y, según los últimos datos de Salvamento Marítimo, las víctimas mortales de la Frontera Sur de los nueve primeros meses de este año ya triplican a las de todo el pasado año. 
Desde Andalucía Acoge alertan "de forma continua del aumento de muertes en la frontera sur y denuncia que es urgente dejar de lado las excusas y trabajar, sin más demora, sobre vías legales y seguras para que las personas puedan migrar sin peligro".

La última sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenando a España por las devoluciones en caliente "deja claro que España no está actuando acorde a la legislación internacional en su Frontera Sur ya que la ilegalidad de esta práctica ha sido denunciada en repetidas ocasiones por tratarse de una gravísima vulneración de los derechos fundamentales". Andalucía Acoge asegura que al mismo tiempo, las miles de muertes en el Mediterráneo están relacionadas con la gestión de los naufragios en aguas internacionales que se hace por Italia y España, en colaboración con la agencia FRONTEX de la UE.

En un reciente informe, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) alerta de que, en lo que va de año, han muerto 147 personas intentando llegar a España a través de la ruta del Mediterráneo occidental. Estas cifras son estimaciones mínimas puesto que, tal y como se evidencia en este informe, "es difícil obtener y verificar la información sobre muertes de personas migrantes en esta ruta y por cada persona que se ha comprobado su fallecimiento, hay otras dos de las que nunca se supo nada".

Así pues, "es urgente reflexionar sobre cómo se están gestionando las políticas migratorias y cómo las políticas de cierre de fronteras solo provocan que miles de personas se vean obligadas a recurrir a vías más peligrosas y mortales". Andalucía Acoge añade que la actual gestión de fronteras "condena a las personas a la clandestinidad, las empuja a jugarse la vida en su proceso migratorio y las despoja de sus derechos fundamentales". La organización exige que la frontera sur "deje de ser un lugar de vulneración de derechos y se constituya como un espacio donde se favorezcan vías seguras, legales y respetuosas con los derechos humanos para el imprescindible y necesario tránsito de personas migrantes a Europa".

Andalucía Acoge dice que seguirá denunciando las "vulneraciones de derechos humanos que se producen, con demasiada frecuencia, en las zonas fronterizas de Andalucía, Ceuta y Melilla".

No hay comentarios:

Publicar un comentario