Buscar este blog

lunes, 6 de noviembre de 2017

Los países de la UE, divididos por el glifosato


La Unión Europea tiene la palabra sobre la continuidad del glifosato, pero no hay unanimidad y el plazo de decisión se acaba.

¿Cuándo finaliza la licencia en la UE? La fecha del vencimiento es el 15 de diciembre, si no se renovara una prórroga, el glifosato tendría que ser retirado del mercado en toda la Unión Europea.¿Qué votó el Parlamento europeo?
Los eurodiputados aprobaron a finales de octubre una resolución en la que se pedía la eliminación de este herbicida en un plazo de cinco años. Pero la decisión no es vinculante. La Comisión Europea será la encargada de dar vía libre al glifosato hasta el 2022 o cerrarle sus puertas, decisión que debatirá este mismo jueves.

¿Por qué aplazó la decisión la Comisión? Porque en la reunión celebrada para afrontar este asunto quedó patente que no hay acuerdo entre los países. Se posicionaron a favor del veto España, Bulgaria, Dinamarca, Estonia, Irlanda, Chipre, Letonia, Lituania, Hungría, los Países Bajos, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Finlandia y el Reino Unido. Apoyaron la prohibición Austria, Bélgica, Croacia, Francia, Grecia, Italia, Luxemburgo, Malta, Eslovenia y Suecia. Y se abstuvieron Portugal y Alemania. En el 2016, la Comisión Europea había propuesto ampliar la autorización del glifosato durante 15 años más, pero finalmente desistió debido al rechazo que generó la iniciativa entre la opinión pública. Tendrá que haber una decisión antes de que acabe este año.

¿Algún país plantea medidas unilaterales? El Gobierno francés anunció el pasado septiembre que prohibirá el glifosato independientemente de la resolución de la Unión Europea. El portavoz del Ejecutivo galo, Christophe Castaner, aseguró que antes de que finalice el mandato del presidente Emmanuel Macron, en el 2022, ese herbicida estará prohibido en todos sus usos. Agricultores franceses criticaron la medida y anunciaron que se opondrán.

¿Qué dicen las autoridades sanitarias? La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, un organismo que depende de la ONU, clasificó el glifosato como un «carcinógeno probable» en el 2015. California lo incluyó este mismo año en su lista de productos cancerígenos. Estos son los argumentos que usan organizaciones ecologistas como Greenpeace para impulsar campañas contra su utilización. Pero también hay investigadores científicos que cuestionan estas conclusiones. Otro panel de expertos de la OMS y la FAO publicó el informe Joint Meeting Pesticide Residues, un estudio que indica que es poco probable que este herbicida pueda provocar cáncer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario