Buscar este blog

miércoles, 29 de noviembre de 2017

El borrador de la nueva PAC plantea topes en los pagos a los agricultores


 La nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) empieza a definirse a dos años vista de que deba arrancar un nuevo modelo. Los planteamientos de Bruselas pasan por obligar a que los Estados miembros cofinancien las ayudas directas, que hasta ahora asume exclusivamente la Comisión Europea, y que se deje en manos de los países tanto si participan o no en esos pagos como una mayor capacidad para gestionar el presupuesto general de la PAC cada territorio.

Igualmente se plantea orientarla más hacia criterios medioambientales que productivos y favorecer la creación de asesores en las explotaciones que sirvan para un mejor desarrollo tecnológico de las mismas y una mejor comercialización.

La nueva PAC debería entrar en vigor en 2020, pero todo apunta a que habrá prórroga de la actual. A pesar de eso, Bruselas ha iniciado el proceso para elaborar la futura política agraria. El debate entre los países arrancará el próximo año. Tras varios borradores, el comisario de Agricultura, Phil Hogan, presentará este miércoles un documento de orientaciones.

Será un texto genérico y en el mismo se recogerán aspectos como la decisión de la UE de una futura política agraria que apueste más por la innovación, con menor burocracia y por un enfoque más hacia criterios medioambientales, en la línea de combatir los efectos del cambio climático, que por criterios meramente productivos de las explotaciones.

En el último borrador que maneja el irlandés Hogan se plantea también que esas ayudas directas tengan un tope a partir del cual el beneficiario no pueda cobrar más, aunque no se especifica. El comisario europeo de Agricultura había planteado en el anterior borrador conocido que se podría introducir un importe máximo de pago directo por beneficiario en el rango entre 60.000 y 100.000 euros. Ahora no existe tope alguno, aunque a partir de los 150.000 euros de ingresos se introduce una modulación que las acota.


 El documento de Hogan habla de un objetivo siempre anunciado: reducir la burocracia y simplificar la PAC, y orientarla más hacia la innovación. "Es crucial que el apoyo al conocimiento, la innovación y la tecnología se convierta en un componente central de la nueva PAC y que los esquemas destinados a mejorar el rendimiento económico o ambiental/climático estén vinculados a los servicios de asesoramiento que proporcionan habilidades", señala el texto. En este sentido se recoge la creación de asesores en las explotaciones para su impulso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario