Buscar este blog

viernes, 18 de agosto de 2017

Bélgica indemnizará a las empresas afectadas por los huevos contaminados


El Gobierno de Bélgica perseguirá judicialmente a las empresas culpables de la crisis de los huevos contaminados por el insecticida fipronil, según informa Efe.

De esta manera busca que paguen por unas pérdidas que solo en la zona de Flandes se estiman en 10 millones de euros.

La Agencia Federal para la Seguridad de la Cadena Alimentaria (AFSCA) concederá indemnizaciones a los afectados. Por una parte, cubrirán gastos generados por la crisis, como los de transporte, limpieza, destrucción de huevos y análisis. Por otra, también compensarán los beneficios no obtenidos como consecuencia de la eliminación de los productos afectados por el insecticida.

«Aquellos que han provocado esto deberán pagar por ello», dijo la titular de Agricultura de la región belga de Flandes, Joke Schauvliege, en su comparecencia ante la Comisión de Agricultura del Parlamento flamenco, en Bruselas. La ministra explicó que todavía se está estudiando el impacto financiero del escándalo. Pese a ello, Schauvliege resaltó la importancia que posee el no culpabilizar al sector, ya que, según afirmó, es la primera víctima del fipronil.

El Gobierno belga propuso una decena de medidas para apoyar a las empresas afectadas. Según Europa Press, analiza el permitir a las empresas acogerse a un plan de pago de cotizaciones y la exención total o parcial de gastos e intereses de demora de las cotizaciones sociales si los trimestres anteriores se han pagado a tiempo. Estudia también facilidades de pago en materia de retención de impuestos y de abono del IVA. Las granjas de aves podrán recurrir, asimismo, a paros temporales invocando motivos de fuerza mayor. También se prevén regulaciones en el estatuto social de los trabajadores independientes que se mueven en el sector avícola, así como créditos bancarios en favor de las firmas del sector.

El Gobierno belga anunció además que se constituirá como parte civil en los tribunales contra las empresas responsables del escándalo. Todo en busca de obtener compensaciones por el perjuicio económico, los gastos provocados y otro tipo de daños.

En Holanda, otro de los países europeos afectados, la crisis ha causado un terremoto en el Ejecutivo. El secretario de Estado de Economía, Martijn van Dam, quien había sido muy criticado por su gestión de este escándalo, acaba de dimitir. Además, la Justicia holandesa mantiene en prisión preventiva a los dos administradores de la empresa neerlandesa Chickfriend, que usaron el pesticida que no está permitido por la normativa sanitaria europea.

En Corea del Sur están destruyendo huevos contaminados al detectarse la presencia de fipronil en al menos dos granjas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario