Buscar este blog

miércoles, 29 de marzo de 2017

Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea (TUE) – Preguntas y respuestas

¿Qué es el artículo 50? El artículo 50 del Tratado de la Unión Europea establece el procedimiento por el que un Estado miembro se puede retirar de la Unión Europea si así desea hacerlo. El Tratado de Lisboa estableció por primera vez este procedimiento en 2007. ¿Cómo puede un Estado miembro activar el procedimiento del artículo 50? Un Estado miembro debe notificar al Consejo Europeo su intención de retirarse de la Unión. No se imponen requisitos concretos en cuanto a la forma. ¿Qué ocurre una vez activado el procedimiento del artículo 50? El acuerdo de retirada debe negociarse con arreglo al artículo 218, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Etapa 1 Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, ha convocado una reunión extraordinaria del Consejo Europeo, que se celebrará el 29 de abril. El Consejo Europeo adoptará por consenso una serie de orientaciones sobre la retirada ordenada del Reino Unido de la Unión Europea. En ellas se definirán los principios generales que la UE observará durante las negociaciones, que se basarán en el interés común de la Unión Europea y de sus Estados miembros. Etapa 2 Después de la adopción de las orientaciones, la Comisión presentará con gran rapidez al Consejo una recomendación sobre la apertura de las negociaciones, que será aprobada por el Colegio de Comisarios cuatro días después de la reunión del Consejo Europeo. Etapa 3 El Consejo deberá autorizar el inicio de las negociaciones mediante la adopción de una serie de directrices de negociación por mayoría cualificada reforzada (el 72 % de los 27 Estados miembros, es decir, 20 Estados miembros que representen el 65 % de la población de la Unión Europea de 27 Estados miembros). Una vez adoptadas esas directrices, el negociador de la Unión, designado por el Consejo, tiene el mandato de entablar negociaciones con el Estado miembro que se retira. 
¿Cómo se celebra el acuerdo de retirada? Las negociaciones sobre la retirada ordenada deberán haber concluido en un plazo de dos años a partir del momento en que se haya activado el procedimiento del artículo 50. Si no se llega a un acuerdo en ese plazo, los Tratados dejarán de aplicarse al Estado miembro que se retira. Al final del período de negociación, el negociador de la Unión presentará una propuesta de acuerdo al Consejo y al Parlamento Europeo, teniendo en cuenta el marco de la futura relación entre el Reino Unido y la UE. El Parlamento Europeo debe dar su aprobación, por votación por mayoría simple, con la participación de los diputados del Parlamento Europeo elegidos en el Reino Unido. El Consejo celebrará el acuerdo por mayoría cualificada reforzada. El Reino Unido también debe ratificar el acuerdo de conformidad con sus propias disposiciones constitucionales. ¿Durante cuánto tiempo pueden celebrarse las negociaciones propiamente dichas? Las negociaciones propiamente dichas durarán aproximadamente 18 meses (desde principios de junio de 2017 hasta octubre o noviembre de 2018). 
¿Quién negociará por parte de la Unión Europea? Los jefes de Estado o de Gobierno de los 27 países de la UE invitaron al Consejo a designar a la Comisión como negociadora por parte de la Unión Europea y acogieron favorablemente el nombramiento por la Comisión de Michel Barnier como negociador principal. La Comisión Europea, en su calidad de institución negociadora en nombre de la Unión, y Michel Barnier, en su calidad de negociador principal de la Comisión, mantendrán sistemáticamente informados al Consejo Europeo, al Consejo y a sus órganos preparatorios. Michel Barnier mantendrá al Parlamento Europeo perfecta y regularmente informado a lo largo de las negociaciones. Es evidente que los Estados miembros participarán estrechamente en la preparación de las negociaciones, orientando al negociador de la Unión y valorando los progresos registrados. Con este fin, se creará un grupo de trabajo en el Consejo, con un presidente permanente, para garantizar que las negociaciones se lleven a cabo en consonancia con las orientaciones del Consejo Europeo y las directrices de negociación del Consejo. El Consejo Europeo seguirá ocupándose de la cuestión de manera permanente y actualizará sus orientaciones durante las negociaciones en la medida necesaria. ¿Qué ocurre con los aspectos prácticos de las negociaciones? ¿En qué lengua se negociará? ¿Con qué frecuencia se reunirán ambas partes? Las cuestiones prácticas, como el régimen lingüístico y la estructura de negociación, las acordarán de forma conjunta los negociadores de la UE y del Reino Unido. ¿Dónde se celebrarán las negociaciones? Se celebrarán en Bruselas. ¿Cuándo dejará el Reino Unido de ser miembro de la UE? Los Tratados de la UE dejarán de aplicarse al Reino Unido a partir de la fecha de entrada en vigor del acuerdo o en un plazo de dos años a partir de la notificación de retirada, en caso de no haberse alcanzado un acuerdo. El Consejo Europeo podrá decidir prorrogar dicho período por unanimidad. Hasta el momento de la retirada, el Estado miembro seguirá siendo miembro de la Unión, con todos los derechos y obligaciones que se derivan de la adhesión, tales como el principio de cooperación leal, que establece que la Unión y todos sus Estados miembros se asistirán recíprocamente en el cumplimiento de las disposiciones del Tratado. ¿Qué ocurrirá si no se llega a un acuerdo? Los Tratados de la UE simplemente dejarán de aplicarse al Reino Unido dos años después de la notificación. ¿Puede un Estado miembro solicitar una nueva adhesión después de su retirada? Cualquier país que se haya retirado de la UE podrá solicitar volver a adherirse, debiendo seguir el procedimiento de adhesión. Una vez activado el procedimiento del artículo 50, ¿se puede cancelar este? Corresponde al Reino Unido activar el procedimiento del artículo 50, pero una vez activado, no puede cancelarse de forma unilateral. La notificación es irreversible. El artículo 50 no prevé la retirada unilateral de la notificación. ¿Qué dice el artículo 50? Artículo 50 del Tratado de la Unión Europea (TUE). 1. Todo Estado miembro podrá decidir, de conformidad con sus normas constitucionales, retirarse de la Unión. 2. El Estado miembro que decida retirarse notificará su intención al Consejo Europeo. A la luz de las orientaciones del Consejo Europeo, la Unión negociará y celebrará con ese Estado un acuerdo que establecerá la forma de su retirada, teniendo en cuenta el marco de sus relaciones futuras con la Unión. Este acuerdo se negociará con arreglo al apartado 3 del artículo 218 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. El Consejo lo celebrará en nombre de la Unión por mayoría cualificada, previa aprobación del Parlamento Europeo. 3. Los Tratados dejarán de aplicarse al Estado de que se trate a partir de la fecha de entrada en vigor del acuerdo de retirada o, en su defecto, a los dos años de la notificación a que se refiere el apartado 2, salvo si el Consejo Europeo, de acuerdo con dicho Estado, decide por unanimidad prorrogar dicho plazo. 4. A efectos de los apartados 2 y 3, el miembro del Consejo Europeo y del Consejo que represente al Estado miembro que se retire no participará ni en las deliberaciones ni en las decisiones del Consejo Europeo o del Consejo que le afecten. La mayoría cualificada se definirá de conformidad con la letra b) del apartado 3 del artículo 238 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. 5. Si el Estado miembro que se ha retirado de la Unión solicita de nuevo la adhesión, su solicitud se someterá al procedimiento establecido en el artículo 49.

lunes, 27 de marzo de 2017

Álbum fotos Taller 60 aniversario Firma Tratados de Roma. CEIP Francisco Estepa, Andújar. #EU60

Álbum fotos Taller 60 aniversario Firma Tratados de Roma. CEIP Francisco Estepa, Andújar. #EU60


60 aniversario Firma Tratados de Roma

Los Tratados de Roma cumplen 60 años: La Comisión Europea recuerda los logros de Europa y lidera los debates sobre su futuro con 27 miembros



El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, participará en la Cumbre de Roma, con motivo de la cual se están organizando una serie de actos para conmemorar esta ocasión y reflexionar sobre el futuro común de Europa.

Los Tratados de Roma, firmados por los seis Estados miembros fundadores, allanaron el camino para la actual Unión Europea: un continente reunificado de paz, fundado sobre los valores de la solidaridad, la democracia y el Estado de Derecho. Su mercado único garantiza la libertad de elección y de movimiento, el crecimiento económico y la prosperidad para 500 millones de ciudadanos. Es el mayor bloque comercial del mundo y el mayor donante de ayuda humanitaria y al desarrollo. Este aniversario es un momento para volver la vista atrás con el fin de apreciar nuestros logros colectivos y de discutir el futuro de la Unión Europea de 27 miembros. Se espera que, tras la presentación del Libro Blanco sobre el futuro de Europa de la Comisión, los líderes de la UE adopten la Declaración de Roma, que resaltará los logros pasados de la Unión, expondrá los retos actuales y reiterará el compromiso de trabajar en pos de la unidad en una UE con 27 miembros y de reforzar la acción común en áreas políticas clave en beneficio de los ciudadanos.
Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión, ha declarado lo siguiente: «Nuestros padres y abuelos fundaron esta Unión con una visión común: que nunca jamás volviese a haber una guerra. Estaban firmemente convencidos de que eliminar barreras y trabajar juntos —en vez de enfrentarse unos contra otros— nos hace más fuertes a todos. La Historia ha probado que tenían razón. Durante 60 años, los valores en que se funda esta Unión han permanecido inalterados: la paz, la libertad, la tolerancia, la solidaridad y el Estado de Derecho nos federan y nos unen. No han de darse por sentados: debemos luchar por ellos a diario. Nuestra democracia, nuestra diversidad y nuestra prensa libre e independiente son los pilares de la fuerza de Europa – ningún individuo o institución está por encima de la ley. La Unión Europea ha transformado nuestras vidas para mejor. Hemos de garantizar que siga haciéndolo para aquellos que nos sucedan. Por ahora, todos los caminos llevan a Roma. Tras Roma, y comoquiera que esté pavimentado, tan solo hay un camino hacia adelante: la unidad europea».
El 1 de marzo, con anterioridad a la Cumbre de Roma, la Comisión puso en marcha un debate paneuropeo mediante el Libro Blanco sobre el futuro de Europa, que permitirá a los ciudadanos y dirigentes contribuir a dar forma a una visión para la UE de 27 miembros. El Libro Blanco presenta escenarios posibles para el futuro de Europa. Tras la reunión informal de los 27 jefes de Estado y de Gobierno del 10 de marzo en Bruselas, la Cumbre de Roma es la próxima oportunidad que tienen los líderes de la UE para hacer avanzar esta discusión. En Roma, los dirigentes firmarán la Declaración de Roma, preparada conjuntamente por los presidentes Tusk y Juncker y los primeros ministros Muscat y Gentiloni.
La Declaración de Roma representa el inicio de un proceso. Tras la Cumbre de Roma, la Comisión presentará una serie de documentos de reflexión sobre cuestiones clave para Europa: (1) el desarrollo de la dimensión social de Europa; (2) la profundización de la Unión Económica y Monetaria; (3) el aprovechamiento de la globalización; (4) el futuro de la defensa de Europa y (5) el futuro de las finanzas de la UE. El discurso sobre el Estado de la Unión del presidente Juncker, previsto para septiembre de 2017, ahondará en estas ideas antes de que se puedan extraer las primeras conclusiones en el Consejo Europeo de diciembre de 2017. Ello contribuirá a fijar una línea de actuación que pueda ser desarrollada a tiempo para las elecciones al Parlamento Europeo de junio de 2019.

Asimismo, la Comisión organizará en los próximos meses debates públicos con el Parlamento Europeo y los Estados miembros y consultas en línea con el fin de que los ciudadanos de Europa puedan hacer oír su voz y compartir sus ideas sobre el futuro de Europa a través de las Representaciones de la Comisión y de un sitio web creado ad hoc que entrará en funcionamiento el 25 de marzo. Estos son algunos de los hitos del proceso del Libro Blanco.

jueves, 23 de marzo de 2017

60 aniversario de los Tratados de Roma: el proyecto europeo conmemora su fundación en horas bajas

Este 25 de marzo, los jefes de Estado y de Gobierno de los Estados miembros de la Unión Europea se reúnen en la capital italiana para conmemorar el 60 aniversario de la firma de los Tratados de Roma, germen del proyecto europeo. El 25 de marzo de 1957, representantes de Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo y Países Bajos firmaron en Roma (Italia) el Tratado constitutivo de la Comunidad Económica Europea (Tratado de la CEE) y el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Tratado Euratom). Estos tratados supusieron el germen del actual proyecto europeo, apoyándose en la positiva experiencia de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), vigente desde 1952 hasta 2002, y abandonando otras opciones en la integración (política) del continente, tras el fracaso de crear una Comunidad Europea de Defensa, en 1954. El Tratado de la CEE preveía la instauración progresiva de un mercado común y una unión aduanera como medios para conseguir la integración económica y superar así las dificultades financieras y políticas tras la II Guerra Mundial. Para lograr esos objetivos, los Estados miembros cedían soberanía a instituciones comunes en cuestiones clave, como agricultura, competencia o política comercial, al tiempo que se obligaban a cooperar y coordinar sus políticas nacionales en otros ámbitos, como la economía y la fiscalidad. Asimismo, el Tratado CEE proclamó las cuatro libertades fundamentales sobre las que ha descansado el proyecto europeo desde sus inicios; es decir, la libre circulación de mercancías, trabajadores, servicios y capitales, además de reconocer el derecho de establecimiento en otro Estado miembro para el ejercicio de actividades económicas. Este Tratado incluía, igualmente, otros principios sobre los que se ha asentado el proyecto europeo, como la promoción de la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores, la igualdad salarial entre hombres y mujeres o el fomento del desarrollo regional equilibrado; cuestiones todavía hoy claves en el proceso de integración europea y de plena actualidad en nuestros días. Posteriormente, estos tratados serían completados a través de sucesivas reformas que incluirían en el proyecto común, como la ciudadanía europea, o reforzarían otros pilares anteriormente esbozados, como la política regional y la cohesión territorial equilibrada de las diferentes regiones, dando lugar entre otras iniciativas a la creación del Comité de las Regiones para velar por el cumplimiento de este último objetivo. Este próximo sábado, 25 de marzo, los jefes de Estado y de Gobierno de 27 Estados miembros (todos menos Reino Unido) y responsables de las principales instituciones europeas se reunirán en Roma para conmemorar los muchos logros del proyecto europeo en sus 60 años de andadura, sin olvidar abordar conjuntamente los desafíos a los que hoy se enfrenta. Como afirmara en el Libro Blanco sobre el Futuro de Europa el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, “Roma también debe ser el comienzo de un nuevo capítulo. Tenemos por delante retos importantes, para nuestra seguridad, para el bienestar de nuestros pueblos, para el papel que Europa deberá desempeñar en un mundo cada vez más multipolar. Una Europa unida de Veintisiete debe configurar su propio destino y perfilar una visión de su propio futuro.” Los jefes de Estado y de Gobierno, junto con los representantes de las instituciones europeas, tendrán ante sí la oportunidad de debatir sobre los retos que afronta la UE a corto y medio plazo: seguridad interna y externa, migración, crecimiento y empleo y desarrollo social. Tras la sesión conmemorativa, está previsto que los asistentes adopten una declaración política que reafirme la validez del proyecto de integración europea y exponga una visión de conjunto para los próximos años.

BOLETÍN ESPECIAL TRATADOS DE ROMA. 2017

miércoles, 22 de marzo de 2017

La Comisión mejora las condiciones de financiación de los investigadores financiados por la UE

Los investigadores que trabajan en proyectos de investigación e innovación financiados por la UE recibirán al menos el salario que recibirían si estuvieran trabajando en proyectos nacionales y tendrán derecho a una bonificación adicional de hasta 8.000 euros al año.
Estas nuevas condiciones están ahora garantizas por una nueva enmienda a las disposiciones de Horizonte 2020, el programa de investigación e innovación de la UE. La disparidad entre los proyectos de la UE y los nacionales ha creado, en algunos países, un obstáculo para que los investigadores participen en Horizonte 2020.
La Comisión ha abordado el problema ajustando el concepto de retribución en el Modelo de Acuerdo de Financiación Horizonte 2020 y poniéndolo en consonancia con la práctica nacional. En el marco de Horizonte 2020, la definición de salario base y remuneración adicional se utiliza para calcular el reembolso de los gastos de personal.
De acuerdo con una nueva definición más amplia, algunos de los bonos complementarios que los investigadores recibieron anteriormente como remuneración adicional ahora serán tratados como parte de su sueldo básico, al nivel que recibirían cuando trabajaran en proyectos financiados con fondos nacionales. Además, las Normas de Participación Horizonte 2020 aún permiten el pago de bonificaciones adicionales bajo ciertas condiciones, con un límite máximo de 8.000 € por persona y año.
Antes de este cambio, las disposiciones de Horizonte 2020 tuvieron algunos efectos secundarios no deseados sobre los investigadores en algunos países con un salario básico bajo, cuyo pago en los proyectos financiados con fondos nacionales se mejoró con mayores bonificaciones. Las nuevas medidas se aplicarán retroactivamente a todas las subvenciones en curso de Horizonte 2020.

Ártico: los eurodiputados instan a prohibir la perforación de petróleo y mitigar las tensiones

En una resolución votada el pasado jueves, los eurodiputados afirman que el cambio climático plantea nuevos desafíos ambientales y de seguridad en el Ártico, ya que el hielo de fusión abre nuevas rutas de navegación y pesca, y la competencia por sus recursos naturales se calienta.

Los miembros de la Eurocámara piden medidas para proteger el vulnerable ecosistema ártico, prohibir la perforación de petróleo y mantener el Ártico como un área de baja tensión y cooperación. Los eurodiputados señalan que el Ártico se ha calentado aproximadamente dos veces más rápido que el promedio mundial y que el hielo marino ha ido reduciéndose significativamente desde 1981, hasta un 40% menos que su extensión de verano hace 35 años.
Las cuatro millones de personas que viven en la región ártica, así como su fauna y flora, son las primeras en experimentar las consecuencias negativas de la creciente contaminación. Piden la prohibición de perforaciones petrolíferas, ya que el uso de combustibles fósiles acelerará aún más el cambio climático. Los eurodiputados también reiteran su llamamiento de 2014 a detener el uso de fuelóleo pesado en el transporte marítimo en el mar Ártico. Asimismo, añaden que si esto no fuese factible a nivel internacional, la Comisión debería elaborar normas para prohibir el uso y el transporte de hidrocarburos para buques que hagan escala en puertos de la UE.
Por otro lado, los eurodiputados señalan el continuo aumento de la importancia geopolítica del Ártico, así como intentar mantener la región como un área de baja tensión y evitar su militarización.
Los eurodiputados subrayan "el importante papel del Consejo del Ártico" en "mantener una cooperación constructiva, baja tensión y estabilidad" en la región. La resolución fue aprobada por 483 votos contra 100 y 37 abstenciones.

lunes, 20 de marzo de 2017

CINCO TALLERES SOBRE LA UE EN EL CEIP SAN BARTOLOMÉ, DE ANDÚJAR

El 16 de marzo tuvimos a oportunidad de realizar 5 talleres en el CEIP San Bartolomé de la ciudad de Andújar. Los cursos destinatarios fueron 4º, 5º y 6º de Primaria , con los que desarrollamos dos tipos diferentes de talleres. Por un lado “Los niños conocen la Unión Europea”, y por otro “Lo mejor de cada País”. Para el primero contamos con los cursos de mayores, 5º y 6º, y en el segundo participaron los tres niveles. Tanto uno como otro fueron muy participativos, y los jóvenes tuvieron mucha información sobre lo qué es la Unión Europea y lo que hace por nosotros, así como de lo más representativo de cada país que integra la UE, actividad, esta última, que realizamos con 28 mapas de los países miembros, repartidos y expuestos en el salón de Actos. La participación fue de 125 alumnos, en total, y varios profesores, y la actividad fue de 10 a 14 horas. 
El álbum de fotos se encuentra en este mismo blog.

BOLETÍN ESPECIAL CUERPO EUROPEO DE SOLIDARIDAD

miércoles, 8 de marzo de 2017

Taller medioambiente en la UE. IES Juan del Villar 07032017

taller de medioambiente. IES Juan del Villar 07032017

Concurso Facebook sobre los derechos en la UE

¿Quieres estudiar o crear tu nueva empresa en otro país de la UE pero no conoces tus derechos? ¿Sabes qué hacer si tu vuelo se retrasa o te pones enfermo en el extranjero?
El 25 de marzo de este año, la UE conmemora este año el 60º aniversario de la firma de los Tratados de Roma. Desde 1957, la UE garantiza numerosos derechos a los ciudadanos europeos, como el derecho a la igualdad de trato si viven, trabajan, estudian o hacen negocios en otro país de la UE.
Pon a prueba tus conocimientos sobre los derechos en la UE con nuestro concurso. Responde a estas 5 preguntas correctamente y podrás ganar 2 billetes Interrail para viajar en tren por toda Europa.

Este concurso estará abierto hasta el 19 de marzo a las 18:00 en https://apps.facebook.com/my-contests/form/lifeintheeues

Declaración conjunta con motivo del Día Internacional de la Mujer de 2017

La Unión Europea respalda a las mujeres en Europa y en el mundo hoy como lo hizo en el momento de su fundación.
Hace sesenta años, la igualdad entre mujeres y hombres se integró en el Tratado de Roma como uno de los valores fundamentales de la Unión Europea. En esa época, el compromiso de Europa con el principio de igualdad de salarios por un mismo trabajo era único en el mundo. Desde entonces, la UE ha continuado liderando los avances en esta materia y ha realizado progresos palpables en todos los frentes. Trabajamos sin descanso por defender los derechos de las mujeres y para capacitarlas en la lucha contra la discriminación y la violencia de género.
En 2017, hay más mujeres que nunca en el mercado de trabajo, que se gradúan en las universidades y que participan activamente en política u ocupan puestos de responsabilidad en las empresas europeas. Dentro de la Comisión, las mujeres representan el 55 % del total de la plantilla. Sin embargo, demasiadas mujeres, especialmente las madres de familias monoparentales, siguen teniendo dificultades para lograr su independencia económica en la Unión Europea. La tasa de empleo de las mujeres en la Unión Europea alcanzó un máximo histórico del 65,5 % en 2016, pero todavía hay una gran diferencia respecto al porcentaje del 77 % de los varones.
Debe hacerse mucho más, tanto dentro como fuera de Europa. A menudo, las mujeres se cuentan entre las personas más vulnerables en los conflictos, en situaciones de migración y desplazamiento y allí donde la pobreza y el cambio climático tienen mayores efectos negativos. Además, ha aumentado exponencialmente el número de mujeres víctimas de la trata que llegan a la UE en el contexto migratorio actual.
La intolerancia contra las mujeres y la misoginia se manifiestan en la esfera pública, así como en los ataques amparados por el cobarde anonimato de internet. Los ataques contra los derechos de las mujeres están en aumento. Son demasiados los europeos que siguen pensando que las relaciones sexuales no consentidas pueden ser justificables. Las mujeres también son quienes más sufren de la discriminación y de la violencia, en especial en las zonas en conflicto de todo el mundo.
Sin embargo, también son a menudo las primeras en buscar soluciones y demostrar resiliencia en momentos de dificultad, y quienes poseen una visión de cara al futuro de sus países. Esta es la razón por la que la UE sigue trabajando con grupos de mujeres en todo el mundo, incluso en las circunstancias más difíciles, como en Afganistán o Siria.
Seguiremos actuando tanto en el seno de la Unión como en el extranjero. En particular:
  • La Comisión Europea aborda las desigualdades en los ámbitos clave, tales como el trabajo, la remuneración, la toma de decisiones y la violencia mediante su Compromiso Estratégico para la Igualdad de Género 2016-2019.
  • La Comisión Europea dedicó el año 2017 a la erradicación de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas.
  • La Comisión presentará este año una nueva iniciativa para el equilibrio entre la vida laboral y familiar de los padres y los cuidadores.
  • A través de nuestra propuesta de reforma del Sistema Europeo Común de Asilo, las mujeres migrantes que lleguen a Europa en busca de protección y que hayan sufrido daños recibirán asistencia médica, jurídica, psicológica y apoyo psicosocial.
  • La Comisión seguirá realizando un seguimiento de la dimensión de género de la prevención y lucha contra la trata de seres humanos en la aplicación de la política y la legislación contra esa trata.
  • En sus relaciones exteriores, a través del Plan de Acción de la UE en materia de género 2016-2020, la Comisión se centrará especialmente en la ayuda a las mujeres y a las niñas en todo el mundo que hayan sido excluidas de la educación, de un acceso en igualdad de condiciones a la salud y los servicios de planificación familiar, al mercado laboral y a la vida política, además de sufrir normas y leyes discriminatorias en materia de herencia, ciudadanía o propiedad.
  • A fin de garantizar que la ayuda llegue a las personas más vulnerables en todo el mundo, la Comisión proseguirá aplicando sistemáticamente a la ayuda humanitaria un enfoque que tenga en cuenta la dimensión de género.
  • La Comisión va a seguir asumiendo el liderazgo en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, incluida la igualdad de género.
No debemos y no podemos dejar de luchar por esta igualdad, por proteger la seguridad de las mujeres y las niñas y por capacitarlas para que puedan aprovechar plenamente su potencial. Europa se ha comprometido, como ya lo hizo hace sesenta años, a garantizar la igualdad de la mujer en todo el mundo.

 


lunes, 6 de marzo de 2017

El Parlamento propone medidas para hacer los medicamentos más asequibles

El Parlamento señala en una resolución aprobada el pasado jueves que el precio de los nuevos medicamentos ha aumentado hasta el punto de encontrarse fuera del alcance de muchos ciudadanos y amenazar la viabilidad de los sistemas nacionales de seguridad social.
La Eurocámara propone medidas para mejorar la trazabilidad del gasto en I+D, la financiación pública y la inversión en mercadotecnia. La eurodiputada andaluza, Soledad Cabezón Ruiz (S&D, España), afirmó que “los sistemas públicos de salud son una parte clave de la identidad de la UE. El acceso a los medicamentos debe estar garantizado y, para ello, necesitamos reequilibrar el poder de negociación de los Estados miembros en relación a la industria farmacéutica”. 
Los eurodiputados enfatizan que el alto nivel de fondos públicos dedicados a I+D no se refleja en el precio de las medicinas, lo que dificulta el adecuado rendimiento de la inversión pública. La resolución pide al Consejo y a la Comisión que refuercen la capacidad negociadora de los países para garantizar el acceso a medicinas en toda la UE.
Asimismo, afirman que es necesaria una cooperación mayor entre los países y la existencia de medidas políticas adicionales tanto a nivel comunitario como nacional. También consideran que una nueva directiva sobre transparencia es necesaria para asegurar unos controles eficaces en el proceso de fijación de precios y el reembolso de los medicamentos en los países. El texto salió adelante con 568 votos a favor, 30 en contra y 52 abstenciones.

Día Internacional de la Mujer: El Parlamento arroja luz sobre el empoderamiento económico de las mujeres

Este año, el Parlamento dedica el Día Internacional de la Mujer al empoderamiento económico de las mujeres.
Las mujeres siguen recibiendo salarios y pensiones inferiores, tienen un acceso limitado a puestos de primer nivel, están menos representadas en la política y dedican más tiempo a la familia y el hogar que a los hombres.
Si bien las cosas van por la buena dirección, todavía no podemos decir que las mujeres y los hombres son iguales. Las mujeres representan a la mayoría en trabajos mal pagados. Asimismo, ganan menos por hacer el mismo trabajo y luchar por acceder a mejores posiciones.
Para sensibilizar sobre estos temas, durante el Día Internacional de la Mujer 2017, la Comisión de Igualdad de Género del Parlamento se centrará en el empoderamiento económico de las mujeres, especialmente en las siguientes áreas:
• mujeres en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas
• libertad de la violencia
• formulación de políticas sensibles al género
• equilibrio entre el trabajo y la vida y la diferencia de retribución entre hombres y mujeres
• Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

jueves, 2 de marzo de 2017

La Comisión Europea presenta el Libro Blanco sobre el futuro de Europa: Vías para la unidad de la UE de 27 Estados miembros

La Comisión Europea presenta el Libro Blanco sobre el futuro de Europa: Vías para la unidad de la UE de 27 Estados miembros

Bruselas, 1 de marzo de 2017


Tal y como se anunció en el discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado por el presidente Juncker en 2016, la Comisión Europea ha presentado hoy el Libro Blanco sobre el futuro de Europa, que representa la contribución de la Comisión a la Cumbre de Roma del próximo 25 de marzo de 2017.
Al prepararnos para celebrar el 60º aniversario de la UE, miramos hacia atrás y vemos siete décadas de paz y una Unión ampliada de 500 millones de ciudadanos que viven en libertad en una de las economías más prósperas del mundo. Al mismo tiempo, la UE debe mirar hacia el futuro y considerar la manera en que va a perfilar una visión de su porvenir con 27 Estados miembros. El Libro Blanco recoge los principales desafíos y oportunidades de Europa en el próximo decenio. Presenta cinco escenarios sobre cómo podría evolucionar Europa de aquí a 2025 dependiendo del camino que decida tomar.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha declarado lo siguiente: «Hace 60 años, los padres fundadores de Europa optaron por unir el continente con la fuerza de la ley y no mediante la fuerza de las armas. Podemos estar orgullosos de lo que hemos logrado desde entonces. Nuestro día más sombrío en 2017 seguirá siendo mucho más alegre que cualquiera de los vividos por nuestros antepasados en el campo de batalla. Ahora que celebramos el 60.º aniversario de los Tratados de Roma, es el momento de que una Europa unida de 27 Estados perfile una visión para el futuro. Es el momento del liderazgo, la unidad y una determinación común. El Libro Blanco de la Comisión presenta una serie de sendas diferentes por las que puede optar esta UE de 27. Es el inicio del proceso, no el final, y espero que a partir de ahora tenga lugar un debate franco y amplio. La forma dependerá de la función. El futuro de Europa está en nuestras propias manos».
El Libro Blanco analiza de qué forma evolucionará Europa en el próximo decenio, desde la repercusión de las nuevas tecnologías en la sociedad y el empleo, a las dudas que suscita la globalización, los problemas en materia de seguridad y el ascenso de los populismos. Plantea la disyuntiva a la que nos enfrentamos: ser barridos por estas tendencias o asumirlas y aprovechar las nuevas oportunidades que traen consigo. El peso demográfico y económico de Europa disminuye mientras otras partes del mundo crecen. En 2060, ninguno de nuestros Estados miembros representará ni siquiera el 1 % de la población mundial – una razón de peso que nos apremia a mantenernos unidos para conseguir más resultados. Europa es una fuerza positiva a nivel mundial; su prosperidad seguirá dependiendo de su apertura y la fortaleza de los vínculos con sus socios.
El Libro Blanco plantea cinco escenarios, cada uno de los cuales ofrece una visión del posible estado de la Unión de los 27 en 2025 dependiendo de las opciones por las que se decante Europa (véase el anexo). Los escenarios abarcan un amplio abanico de posibilidades y tienen carácter ilustrativo. No son mutuamente excluyentes ni exhaustivos.
  • Escenario 1: Seguir igual - La UE de los 27 se centra en el cumplimiento de su programa de reformas de acuerdo con el espíritu de las orientaciones de la Comisión de 2014 «Un nuevo comienzo para Europa» y de la Declaración de Bratislava, aprobada por los 27 Estados miembros en 2016. En 2025, ello implicaría que:
    • los europeos pueden conducir automóviles autónomos y conectados, pero pueden tener dificultades a la hora de cruzar las fronteras al persistir determinados obstáculos jurídicos y técnicos;
    • la mayoría de los europeos puede cruzar fronteras sin tener que detenerse en controles. El refuerzo de los controles de seguridad implica la necesidad de llegar a aeropuertos y estaciones de ferrocarril mucho antes de la hora de salida.
  • Escenario 2: Solo el mercado único – La UE de los 27 se centra gradualmente en el mercado único al no alcanzar acuerdos los Estados miembros en un número creciente de ámbitos. En 2025, ello implicaría:
    • El cruce de fronteras con fines de negocio o turismo resulta difícil debido a los controles regulares efectuados. Encontrar un trabajo en el extranjero también es más complicado y la transferencia de los derechos de pensión a otro Estado miembro no está garantizada. Las personas que se ponen enfermas en el extranjero se enfrentan a elevadas facturas médicas.
    • Los europeos son reacios a utilizar automóviles conectados, debido a la falta de normas jurídicas y técnicas comunes a escala de la UE.
  • Escenario 3: Los que desean hacer más, hacen más – La UE de los 27 sigue funcionando como en la actualidad, pero permite a los Estados miembros que lo deseen una mayor colaboración en ámbitos específicos, como la defensa, la seguridad interior o los asuntos sociales. Surgen una o varias «coaliciones de voluntades». En 2025, ello implicaría que:
    • 15 Estados miembros establecen un cuerpo de agentes de policía y fiscales para luchar contra las actividades delictivas transfronterizas. Se intercambia inmediatamente la información en materia de seguridad, puesto que las bases de datos están plenamente interconectadas.
    • Los vehículos conectados se utilizan ampliamente en 12 Estados miembros, que han acordado armonizar sus normas técnicas y su legislación en materia de responsabilidad.
  • Escenario 4: Hacer menos pero de forma más eficiente - La UE de los 27 centra su atención en aumentar y acelerar los logros en los ámbitos de actuación prioritarios que ha elegido, mientras que interviene menos en los que se percibe que no aporta valor añadido. Centra su atención y sus recursos limitados en un número reducido de ámbitos políticos. En 2025, ello implicaría:
    • Una Autoridad Europea de Telecomunicaciones tendrá la facultad de liberar frecuencias para servicios de comunicaciones transfronterizos, como los utilizados por los automóviles conectados. También protegerá los derechos de los usuarios de las redes móviles e internet, en cualquier lugar de la UE.
    • Una nueva Agencia Europea de Lucha contra el Terrorismo ayuda a evitar y prevenir atentados graves mediante el rastreo y la señalización sistemáticos de los sospechosos.
  • Escenario 5: Hacer mucho más conjuntamente – Los Estados miembros deciden compartir más competencias, recursos y tomas de decisiones en todos los ámbitos. Las decisiones se adoptan con mayor rapidez a nivel europeo y se aplican con celeridad. En 2025, ello implicaría:
    • Los europeos que desean presentar una queja sobre una propuesta de proyecto de turbina eólica financiado por la UE en su zona tienen dificultades para encontrar a la autoridad responsable, ya que se les remite a las autoridades europeas competentes.
    • Los automóviles conectados pueden conducirse en toda Europa de forma fluida gracias a normas comunes claras a escala de la UE. Los conductores pueden confiar en que una agencia de la UE hará cumplir las normas.
Camino a seguir
El Libro Blanco es la contribución de la Comisión Europea a la Cumbre de Roma. En ella, la UE no solo pasará revista a lo logrado en estos sesenta años, sino que también analizará su futuro con 27 miembros. El Libro Blanco marca el comienzo de un proceso en el que la EU-27 debe decidir sobre el futuro de su Unión. Con el fin de fomentar este debate, la Comisión Europea, junto con el Parlamento Europeo y los Estados miembros interesados, organizará una serie de «Debates sobre el Futuro de Europa» en las ciudades y regiones de Europa.
La Comisión Europea va a contribuir a ese debate en los próximos meses con una serie de documentos de reflexión sobre los temas siguientes:
  • el desarrollo de la dimensión social europea;
  • la profundización de la Unión Económica y Monetaria, sobre la base del Informe de los Cinco Presidentes de junio de 2015;
  • el aprovechamiento de la globalización;
  • el futuro de la defensa europea;
  • el futuro de las finanzas de la UE.
Al igual que el Libro Blanco, los documentos de reflexión ofrecerán ideas, propuestas, opciones o escenarios diversos para Europa en 2025, sin presentar decisiones definitivas en esta fase.
El discurso sobre el Estado de la Unión que el presidente Juncker pronunciará en septiembre de 2017 ahondará en estas ideas antes de que se puedan extraer las primeras conclusiones en el Consejo Europeo de diciembre de 2017. Ello contribuirá a determinar una línea de actuación que pueda ser desarrollada a tiempo para las elecciones al Parlamento Europeo de junio de 2019.
Contexto
Hace sesenta años, inspirados por el sueño de construir un futuro común en paz, los miembros fundadores de la UE se embarcaron en una singladura ambiciosa de integración europea con la firma de los Tratados de Roma. Acordaron resolver sus conflictos en torno a una mesa, en lugar de hacerlo en el campo de batalla. Como consecuencia de ello, la dolorosa experiencia del pasado turbulento de Europa dio paso a un periodo de paz que ya dura siete décadas y a una Unión de 500 millones de ciudadanos que viven en un espacio de libertad y oportunidad en una de las economías más prósperas del mundo.
El 60.º aniversario de los Tratados de Roma, el 25 de marzo de 2017, constituirá una gran ocasión para que los dirigentes de la UE de los 27 reflexionen sobre la situación del proyecto europeo; consideren sus logros, fortalezas y ámbitos en los que seguir mejorando; y muestren una voluntad compartida de los 27 de configurar juntos un futuro mejor.
Como anunció el presidente Juncker en su Discurso sobre el Estado de la Unión de 14 de septiembre de 2016, acogido positivamente por los dirigentes de la UE de los 27 en la Cumbre de Bratislava de 16 de septiembre de 2016, la Comisión ha presentado hoy el Libro Blanco sobre el Futuro de Europa, con el que pretende abrir el debate de cara a la Cumbre de Roma.
El Libro Blanco servirá para orientar el debate entre los 27 jefes de Estado o de Gobierno y contribuirá a estructurar las conversaciones de cara a la Cumbre de Roma y más allá. Asimismo, será el punto de partida que le sirva a la Comisión para celebrar un debate público más amplio sobre el futuro de nuestro continente

Agenda Europea de Migración: la Comisión presenta nuevas medidas para una política de la UE eficaz y creíble en materia de retorno

Agenda Europea de Migración: la Comisión presenta nuevas medidas para una política de la UE eficaz y creíble en materia de retorno


Bruselas, 2 de marzo de 2017
Después de que la necesidad de una revisión de la política de la UE en materia de retorno quedara puesta de manifiesto en la cumbre de Malta de 3 de febrero de 2017, la Comisión está dando curso hoy a esa revisión mediante un Plan de Acción renovado de la UE en materia de retorno y un conjunto de recomendaciones a los Estados miembros sobre la manera de conseguir que los procedimientos de retorno sean más eficaces.
Las medidas propuestas por la Comisión son de orden práctico y pueden tener un impacto inmediato. Se centran en subsanar lagunas y en aplicar las normas vigentes con el rigor y el realismo necesarios para garantizar que den resultados en la práctica, ajustándose a los requisitos de los derechos fundamentales.

Frans Timmermans, vicepresidente primero, ha declarado: «Estamos trabajando intensamente en crear asociaciones con los países de origen y de tránsito. Para que esto tenga éxito, ahora es también el momento de mejorar nuestros procedimientos internos y de velar por que todas las personas que no necesiten protección internacional sean repatriadas de forma humana y rápida. Queremos seguir ofreciendo ayuda a las personas necesitadas de protección internacional. Les debemos a ellas, a nuestros socios de fuera de la UE y a nuestros ciudadanos poder decir claramente: Si lo necesitan, las ayudaremos; si no, deberán regresar.»

Dimitris Avramopoulos, comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, ha declarado: «Tenemos que ofrecer protección a quienes la necesiten, pero también debemos repatriar a las personas que no tengan derecho a permanecer en la UE, respetando plenamente los derechos fundamentales y el principio de no devolución. Garantizar que los migrantes en situación irregular sean repatriados con rapidez no solo aliviará la presión sobre los sistemas de asilo de los Estados miembros y garantizará una capacidad adecuada para las personas que realmente necesiten protección, sino que también será una señal firme para que, en primer lugar, las personas no se embarquen en peligrosos viajes irregulares a la UE. Mediante el Plan de Acción y la Recomendación de hoy, la Comisión presta apoyo a los Estados miembros en sus esfuerzos por intensificar las repatriaciones, según lo pedido por los dirigentes de la UE en la cumbre de Malta».
A pesar de los progresos registrados en la aplicación de las medidas derivadas del Plan de Acción de la UE en materia de retorno de 2015, sigue haciendo falta una actuación más resuelta para mejorar sustancialmente las tasas de retorno. Los actuales retos migratorios exigen una evaluación exhaustiva de la manera en que los Estados miembros pueden aprovechar mejor los instrumentos jurídicos, operativos y financieros de la UE en materia de retorno que ya existen. Unos procedimientos más rápidos, unas medidas más contundentes contra las fugas, la adopción de un planteamiento multidisciplinario por las autoridades nacionales y la mejora de la cooperación y la coordinación entre los Estados miembros pueden contribuir a garantizar una política de retorno más eficaz sin reducir las garantías en materia de derechos fundamentales.

Un conjunto de recomendaciones concretas a los Estados miembros

Hoy, la Comisión facilita orientaciones claras acerca de las medidas concretas e inmediatas que los Estados miembros pueden adoptar para hacer más eficaces los procedimientos de retorno al aplicar la legislación de la UE en la materia. Las recomendaciones de la Comisión estén plenamente en consonancia con el Derecho internacional y los derechos humanos y el principio de no devolución.

En particular, la Comisión recomienda a los Estados miembros que:
  • mejoren la coordinación entre todas las autoridades y los servicios implicados en el proceso de retorno en cada Estado miembro de aquí a junio de 2017, para garantizar que todas las competencias y conocimientos especializados requeridos estén disponibles para unos retornos efectivos, respetando al mismo tiempo los derechos de los repatriados;
  • eliminen las ineficiencias mediante un acortamiento de los plazos de recurso, la expedición sistemática de decisiones de retorno sin fecha de expiración y la combinación de las decisiones sobre la finalización de una estancia legal con la emisión de una decisión de retorno, con el fin de no duplicar el trabajo;
  • combatan los abusos del sistema, recurriendo a la posibilidad de examinar las solicitudes de asilo en procedimientos acelerados o, si se considera adecuado, en la frontera cuando se sospeche que la presentación de solicitudes de asilo persigue únicamente retrasar la ejecución de una decisión de retorno;
  • prevengan las fugas mediante la retención de las personas que hayan recibido una decisión de retorno y que muestren signos de no atenerse a ella, como la negativa a cooperar en el proceso de identificación o la oposición a una operación de retorno de manera violenta o fraudulenta;
  • aumenten la efectividad de los procedimientos y las decisiones de retorno mediante la autorización de las salidas voluntarias únicamente en caso necesario y previa solicitud, y la fijación de plazos lo más breves que sea posible para la salida voluntaria, atendiendo a las circunstancias individuales;
  • creen programas de ayuda al retorno voluntario que sean operativos para el 1 de junio de 2017 y garanticen la correcta difusión de la información sobre el retorno voluntario y los programas de ayuda al retorno voluntario y a la reintegración.
Un nuevo Plan de Acción en materia de retorno
El nuevo plan de acción en materia de retorno establece medidas en cada fase del proceso de retorno para solventar las principales dificultades al respecto tanto a nivel de la UE como en cooperación con los países de origen y de tránsito.
Entre las medidas propuestas a nivel de la UE cabe citar:
  • el aumento de la ayuda financiera a los Estados miembros con 200 millones de euros en 2017 para los esfuerzos nacionales en materia de retorno, así como para actividades europeas conjuntas que aborden específicamente el retorno y la reintegración;
  • la mejora del intercambio de información para ejecutar las repatriaciones mediante la recopilación de información en tiempo real a nivel nacional y su transmisión por medio de la Aplicación Integrada de Gestión de Retornos existente, y la agilización del trabajo de adopción de las propuestas dirigidas a reformar el Sistema de Información de Schengen y Eurodac y a crear un Sistema de Entradas y Salidas (SES) y un Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (SEIAV) de la UE;
  • el intercambio de mejores prácticas para garantizar la consistencia y la uniformidad y de las ayudas a la reintegración en todos los Estados miembros para evitar que los países de origen favorezcan los retornos desde los países que ofrezcan ayudas a la reintegración más altas o que los migrantes en situación irregular elijan los programas de ayuda al retorno voluntario;
  • el ofrecimiento a los Estados miembros del pleno apoyo de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, que tendrá que intensificar la ayuda previa al retorno, aumentar el personal de su unidad de ayuda al retorno y crear un mecanismo de vuelos comerciales para financiar los retornos para junio, además de intensificar la formación de las autoridades de terceros países en materia de retorno para octubre;
  • la resolución de las dificultades de la readmisión esforzándose por concluir rápidamente las negociaciones sobre acuerdos de readmisión con Nigeria, Túnez y Jordania, y en el diálogo con Marruecos y Argelia.
  • En el Marco de Asociación, empleo de un efecto palanca colectivo de manera coordinada y eficaz a través de planteamientos adaptados en relación con terceros países para gestionar conjuntamente las migraciones y mejorar la cooperación en materia de retorno y readmisión (véase también el informe de hoy sobre la aplicación del Marco de Asociación: IP/17/402).
La Comisión presentará para diciembre de 2017 un informe sobre los progresos realizados en la aplicación del Plan de Acción renovado en materia de retorno y la Recomendación.
Contexto

Una política de retorno eficaz y humana es un elemento esencial del enfoque global de la UE para abordar la migración y reducir la migración irregular según lo establecido en la Agenda Europea de Migración de mayo de 2015.

La Directiva sobre el retorno entró en vigor en 2010 y dispone normas comunes claras, transparentes y justas en materia de retorno y la expulsión de los migrantes en situación irregular, el uso de medidas coercitivas, el internamiento y el reingreso con pleno respeto de los derechos fundamentales y los derechos humanos. Las medidas de hoy se centran en una aplicación pragmática de las normas existentes y la Comisión está dispuesta a poner en marcha una revisión de la Directiva sobre el retorno en caso necesario.

En septiembre de 2015, la Comisión presentó un Plan de Acción en materia de retorno, que consta de 36 medidas concretas para mejorar la eficacia del sistema de repatriación de la Unión Europea. Estas medidas se han aplicado o se están aplicando en su mayoría.

En las Conclusiones del Consejo Europeo de los días 20 y 21 de octubre de 2016, los Estados miembros pidieron un refuerzo de los procedimientos administrativos nacionales en materia de retorno. Además, la Declaración de Malta de los Jefes de Estado y de Gobierno de 3 de febrero de 2017 puso de manifiesto la necesidad de un examen crítico de la política europea en materia de retorno con un análisis de la manera en que se aplican los instrumentos disponibles a nivel nacional y de la Unión. Las medidas adoptadas hoy tratan de ayudar a los Estados miembros a cumplir esos compromisos.

La readmisión es un elemento central del nuevo Marco de Asociación orientado a la obtención de resultados, que presentó la Comisión en junio de 2016 y aprobó el Consejo Europeo en julio de 2016, con el fin de movilizar y concentrar la actuación y los recursos de la UE en el trabajo exterior de gestión de la migración.

Boletín informativo Europe Direct Andújar. Marzo de 2017