Buscar este blog

martes, 10 de enero de 2017

La UE valora extender a autobuses, trenes y barcos los registros antiterroristas




La Comisión Europea estudia extender el registro antiterrorista de pasajeros aéreos a trenes, autobuses y embarcaciones, como quieren llevar a cabo Bélgica y los países de su entorno tras los últimos atentados. El debate está a flor de piel tras conocerse que el autor del atentado en un mercado navideño en Berlín, Anis Amri, utilizó en su huida el ferrocarril y el autobús para atravesar Holanda, Bélgica y Francia hasta ser abatido en Italia.

El registro de pasajeros aéreos (PNR), nacido en EE UU y la UE tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, obliga a las compañías de aviación a compartir datos personales del pasaje con la policía en el marco de la lucha antiterrorista. Entre otros fines, el PNR es útil para identificar a los llamados combatientes extranjeros y los ciudadanos europeos que viajan a países como Siria para radicalizarse y preparar atentados en territorio comunitario.

Bélgica y Holanda están en negociaciones con Alemania y Francia para ampliar el sistema PNR al transporte internacional por carretera, ferrocarril y mar. Si se aprueba, la ley obligará a las empresas de transporte aéreo, marítimo o terrestre a que comuniquen los datos de sus pasajeros. Bruselas aplaude el ''compromiso de las autoridades belgas con la seguridad común''. Aunque la directiva del PNR solo afecta al conjunto de la UE en cuanto al transporte aéreo, está previsto que los Estados miembros individualmente puedan extenderla a otros medios, si bien deben atenerse a la legislación comunitaria, que prevé algunas garantías de protección de datos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario