Buscar este blog

miércoles, 2 de noviembre de 2016

La segunda generación de inmigrantes de la UE está bastante bien integrada en el mercado de trabajo y posee altos niveles educativos

¿Cuáles son los resultados obtenidos en materia de educación y de empleo por la segunda generación de inmigrantes en la UE? ¿Cuáles son las diferencias respecto a los inmigrantes de primera generación? Las respuestas a éstas y otras preguntas se encuentran en una serie de artículos estadísticos explicados de Eurostat, la Oficina estadística de la Unión Europea, así como en un resumen de  prensa también publicado por la misma entidad.
En 2014, el 82,4% (o 251,7 millones de personas) de la población de la UE entre los 15 y los 64 años eran nativos nacidos de padres nativos, mientras que el 11,5% (36,5 millones) eran nacidos fuera de los Estados miembros y un 6,1% (o sea, 18,4 millones) se consideraba como segunda generación de inmigrantes.
Entre los Estados miembros de la UE cuyos datos se encuentran disponibles, los países con una mayor proporción de inmigrantes de segunda generación son Estonia con un 21,4%, Letonia con un 19,1%, Luxemburgo con un 16,2% o Francia con un 14,3%.
Desde la perspectiva de la educación, en el conjunto de la UE en 2014, la segunda generación de inmigrantes con edades comprendidas entre los 25 y 54 años mostraban unas tasas de estudios terciarios superiores (un 37% de media) que las personas nativas (un 30,9%). Sin embargo, esta imagen general contrasta con las grandes diferencias existentes entre los Estados miembros. Así, en Portugal, Chipre, Malta, Hungría, Reino Unido e Italia el porcentaje de inmigrantes de segunda generación con educación superior se encuentra 5 puntos por encima de la media de los nativos. Por el contrario, en países como Bélgica, Luxemburgo, Lituania, República Checa y Finlandia esta proporción se invierte y este grupo poblacional se encuentra 5 puntos por debajo de la media respecto a los nativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario