Buscar este blog

jueves, 1 de septiembre de 2016

¿Tienes focos halógenos en casa? La Unión Europea los retira del mercado

Los focos dejarán de producirse mañana, pero las bombillas halógenas se podrán vender hasta 2018 

 
Si en septiembre de 2012 dijimos adiós definitivamente a las bombillas incandescentes, 133 años después de que Thomas Edison, en 1879, comercializara la primera, ahora es el turno de despedirnos de los ineficientes focos halógenos. 

A partir de mañana dejarán de comercializarse estos dispositivos, aunque lo cierto es que las tiendas podrán seguir vendiéndolos hasta que se agote el stock. Pero sólo serán los focos ya que, según informó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), las bombillas halógenas se podrán vender hasta 2018. 

La Unión Europea, con su retirada del mercado, pretende seguir avanzando en su plan de diseño ecológico para las lámparas de uso doméstico y así conseguir una mayor eficiencia energética. El objetivo del Plan de Eficiencia Energética que aprobó la UE en 2011 es conseguir un abastecimiento de energía sostenible y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero provocadas por la quema de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón), grandes culpables del cambio climático. 

Con esta medida también persigue reducir la necesidad de importación de estos combustibles desde fuera de la UE, pues los países pertenecientes poseen escasos recursos autóctonos y la dependencia energética es elevada (54%). Además, también desea mejorar la seguridad del suministro y fomentar la competitividad de las economías europeas. 

Para Rodrigo Irurzun, coordinador de energía y cambio climático de Ecologistas en Acción, se trata de una "buena medida" pues gran parte de la electricidad que consumen se transforma en calor (50%) y no en luz. Por lo tanto, esta decisión supone "un gran ahorro económico, una menor emisión de dióxido de carbono, además de una menor pérdida de electricidad y un sistema mucho más eficiente".

No hay comentarios:

Publicar un comentario