Buscar este blog

lunes, 22 de agosto de 2016

Europa intensifica los controles para frenar la llegada de inmigrantes


Alemania ha reforzado su frontera con Suiza y se suma al endurecimiento de registros que Rumanía inició el pasado jueves en sus límites con Serbia

El Gobierno alemán ha endurecido los controles fronterizos en su frontera sur, con Suiza, para contener el flujo de inmigrantes ilegales, según informó ayer el ministro suizo de Finanzas, Ueli Maurer, en lo que para él significa el fin de la política de ''puertas abiertas'' de la canciller alemana Angela Merkel. El Ministerio del Interior alemán confirmó poco después que había ''reforzado'' al personal destinado a la frontera con Suiza, país que también ha tomado drásticas medidas para impedir la entrada de inmigrantes en una decisión que estásiendo estudiada por las organizaciones pro Derechos Humanos por si viola las convenciones internacionales. 

Maurer, entre cuyas competencias figura también el control de fronteras, aprovechó la decisión tomada por Alemania para justificar su propia política antiinmigración, por la que 'devuelve' a Italia a cerca de 1.000 personas al día. ''Está claro que Alemania se ha apartado claramente de su actitud de bienvenida'', declaró el ministro suizo antes de que el Ministerio del Interior alemán confirmara el despliegue de la Policía federal en la frontera.

La decisión tomada por Berlín se suma a la de otros países europeos que han intensificado en los últimos días sus controles fronterizos. Es el caso de Rumanía, que el jueves reforzó el registró de refugiados para impedir la entrada de indocumentados a través de su frontera con Serbia. Y es que desde el cierre de la denominada ruta de los Balcanes, Bulgaria y Rumanía temen convertirse en una vía alternativa para los inmigrantes que desean llegar a los países del centro del continente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario