Buscar este blog

martes, 5 de julio de 2016

España ha recibido solo la mitad de los refugiados previstos

La llegada de refugiados a España se viene produciendo con cuentagotas y el Ministerio del Interior ya ha frustrado hasta su propia (y corta) expectativa. Eran 586 las reubicaciones y reasentamientos de personas previstas 'para finales de junio', procedentes/ EFE Algunos refugiados sirios llegados a Madrid el jueves pasado.

Pese a las pretensiones iniciales del Ministerio del Interior, España sigue estando a la cola de Europa en la recepción de los cientos de miles de refugiados que continúan esperando en los campos de Italia, Grecia, Turquía y Líbano. El vapuleo del Brexit ha desplazado la atención de los 28 'ya casi 27' de Oriente a Occidente, pero sigue sin haber acuerdo comunitario sobre qué hacer para controlar la presión humanitaria que empuja a empellones a los países del sur de Europa, especialmente a todos los del Mediterráneo central y zonas limítrofes.

Con las conversaciones entre la UE y Turquía paradas por la vergüenza de un pacto antihumanitario, los refugiados llegan a España por decenas. La mayor parte de ellos son grupos familiares, puesto que así es como los seleccionan los enviados del ministerio a los campos y zonas de mayor presión. Esa delegación de funcionarios españoles es la encargada de controlar la tramitación de los expedientes de los ya seleccionados, que según Interior, ascienden efectivamente a 586. Los retrasos burocráticos, de campos de Italia, Grecia, Turquía y Líbano. Sin embargo, en total han llegado 305, poco más de la mitad. Los seis últimos ciudadanos sirios aterrizaron en Madrid el pasado jueves. Fuentes del ministerio que aún dirige Jorge Fernández Díaz aseguran que 'seguirán llegando durante el verano'. en parte achacables al funcionamiento administrativo de los países de origen, habría contribuido a posponer su llegada. No obstante, nadie ignora que son otros riesgos, incluidos los terroristas, los que se barajan en origen. Fuentes policiales aseguran que 'está constatado que algunos yihadistas han retornado utilizando las vías de los refugiados'. El propio director del Centro Europeo contra el Terrorismo, el coronel Manuel Navarrete, reconoció en este periódico a principios de mayo que 'había agentes antiterroristas desplegados en las zonas de refugiados'.

En todo caso, el ministerio se apresuró a colocarse como 'cuarto país europeo en reubicaciones' 'el 11,8% de las 1.683 realizadas hasta mayo por los países miembros' y 'quinto en reasentamientos' 'el 6,1% de los 6.321 de la UE hasta entonces'. Pero no cumplió: solo han llegado 305 personas en 12 vuelos diferentes desde finales de mayo.

Cuando los refugiados llegan a España a pedir asilo pasan por una 'evaluación y diagnóstico' en la que se analiza cada caso. Tanto los reubicados desde Grecia e Italia como los reasentados desde Líbano y Turquía son evaluados directamente en estos países, por lo que cuando llegan a España comienzan 'la primera fase de acogida temporal, que dura seis meses, aunque en algunos casos de especial vulnerabilidad se puede ampliar a nueve', explica José Javier Sánchez, subdirector de Migraciones de Cruz Roja Española.

Los refugiados llegados en estos últimos meses se encuentran en esta fase, diseminados por todo el país (Madrid, Barcelona, Sevilla,Zaragoza, Bilbao...), alojados en centros o pisos de acogida gestionados por Cruz Roja, CEAR o ACCEM, en coordinación con los ministerios de Interior y Trabajo. Durante ese medio año inicial tienen cubierta la manutención y el alojamiento y reciben apoyo psicológico, asesoría legal, clases de español y los menores son escolarizados. Después, pasan a la llamada etapa de 'integración', otros seis meses con ayudas para pagar el alquiler y cubrir necesidades básicas, aparte de clases de idioma y 'conocimiento del entorno'. La finalidad es que sean autónomos en el tiempo récord de algo más de un año.

El subdirector de Migraciones de Cruz Roja Española sostiene que nuestro país está preparado y cuenta con los recursos necesarios para cumplir con los compromisos contraídos por el Gobierno. 'La población quiere acoger a los refugiados y ayudar a su integración, y eso es lo más importante; lo otro es logística', afirma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario