Buscar este blog

martes, 29 de marzo de 2016

La UE reconoce descoordinación en la lucha antiterrorista

Los ministros se comprometen a tener listo el registro de pasajeros aéreos en abril

Europa ha entonado un tímido mea culpa por la falta de coordinación en la lucha antiterrorista. Días después del atentado que sacudió Bruselas, los ministros del Interior de la UE se reunieron en la capital belga para admitir que no han aplicado las medidas de seguridad acordadas tras los ataques de París y prometer que, esta vez sí, lo harán con celeridad. Pero los indicios de fallos que emergen en la investigación sobre los atentados, que provocaron la dimisión no aceptada de dos ministros belgas, empañan cualquier compromiso político. Bélgica decidió rebajar un escalón el nivel de alerta terrorista.

Las medidas acordadas por los titulares europeos de Interior son casi una réplica de compromisos anteriores. Especialmente los adoptados tras el 13-N francés. 'No necesitamos nuevos planes, sino ejecutar los que ya hemos acordado', admitió en conferencia de prensa el ministro holandés del ramo, Ronald Plasterk, cuyo país asume este semestre la presidencia rotatoria de la UE.

El mensaje se divulgó pocas horas después de que el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, cargara contra los Estados por no haber aplicado a tiempo la estrategia de seguridad de Bruselas. Pero no hizo falta recordar las palabras de Juncker. Su comisario del Interior, D.

Avramopoulos, empleó un tono aún más duro en esa misma comparecencia, junto a los ministros holandés y belga. 'Hay falta de voluntad política, de coordinación y, lo más importante, falta de confianza', espetó Avramopoulos.

El comisario lanzó un dardo envenenado a las autoridades belgas 'a las que todos los ministros evitaron criticar' y también a las francesas. 'Los que perpetraron los atentados en Bruselas eran bien conocidos por los servicios de inteligencia. Lo mismo ocurrió en París. Es el momento de cooperar', zanjó.

Con más o menos énfasis, la mayoría de los ministros admitieron que medidas como el registro de pasajeros aéreos, el control sistemático de europeos cuando entran o salen de la zona Schengen y, principalmente, los intercambios de información sensible se retrasan más de lo deseado. 'Hemos de pasar de las musas al teatro; tenemos perfectamente identificadas las medidas que hay que aplicar. No podemos ir a remolque de las acciones terroristas para implementarlas', subrayó el español Jorge Fernández Díaz. Para explicar la falta de intercambio de inteligencia, el ministro añadió: 'No es fácil porque nunca se sabe quién es el último destinatario de esa información'.

Los ministros pusieron fecha al registro de pasajeros aéreos, bloqueado por el Parlamento Europeo desde hace meses. La directiva debe estar lista en abril para aplicarla 'de manera urgente'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario