Buscar este blog

viernes, 6 de noviembre de 2015

La UE registra progresos generales en su lucha contra el cambio climático


Con motivo de la publicación del libro estadístico de 2015 sobre energía, transporte y medio ambiente y con la próxima COP21 en París, Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, ha publicado una selección de datos en materia de energía, transporte y medio ambiente en la UE relacionados con el cambio climático. Estos datos muestran que en 2013 el consumo de energía primaria se situó en el nivel de 1990, que las energías renovables han aumentado su cuota en el consumo final de energía y que las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyeron durante ese mismo período de tiempo.

La conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU que tendrá lugar en París este mes de diciembre (COP21) ilustra la importancia política global del cambio climático, de la seguridad energética y del transporte sostenible. Tres temas que están cada vez más interconectados, ya que la energía, el transporte y el aumento de la intervención humana en el medio ambiente han demostrado ser los principales contribuyentes del cambio climático en los últimos decenios. Por ello, la UE ha estado activamente persiguiendo unos ambiciosos objetivos de reducción de emisiones para los próximos años.
Los datos extraídos muestran que, en comparación con 1990, la mayoría de los Estados miembros redujeron sus emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2012. Las emisiones se redujeron más de la mitad en Letonia (-57,1%), Lituania (-55,6%), Estonia (-52,6%) y Rumanía (-52,0%), seguido de Bulgaria (-44,1%), Eslovaquia (-41,4%), Hungría (-36,3%) y República Checa (-32,7%). Por el contrario, se registraron aumentos en Malta (+ 56,9%), Chipre (+ 47,7%), España (+ 22,5%), Portugal (+ 14,9%), Irlanda (+ 7,0%), Grecia (+ 5,7%), Austria (+ 4,0%) y Eslovenia (+ 2,6%). En la UE en general, las emisiones estuvieron un 17,9% por debajo de los niveles de 1990.
Mientras que la UE confía ahora en alcanzar su objetivo, en el marco de Europa 2020, de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% en 2020, se ha duplicado recientemente este objetivo en el marco de la COP21, con al menos una reducción del 40% en comparación con los niveles de 1990, para que sean alcanzados en 2030.
Las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE en su conjunto estaban en 2012 a 4683 millones de toneladas de CO2 equivalente, siendo los mayores emisores Alemania (965 millones), Reino Unido (615), Francia (507), Italia (471), Polonia (401) y España (354). Juntos, estos seis Estados miembros generaron alrededor del 70% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE en 2012.
Por otro lado, el sector del transporte tiene las segundas mayores emisiones de gases de efecto invernadero en la UE. Más de dos tercios de las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el transporte son de transporte por carretera. Por esta razón el cambio de los trayectos terrestres de la carretera al tren forma parte de la estrategia de la UE para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. A nivel comunitario, la participación de los trenes en el rendimiento del transporte terrestre de viajeros aumentó del 6,7% en 2003 al 7,6% en 2013, mientras que para el transporte de mercancías, disminuyó de 18,3% a 17,8%.
Desde 2004, la participación de las fuentes renovables en el consumo final bruto de energía ha crecido de manera significativa en todos los Estados miembros, con trece Estados que duplicaron su cuota de las energías renovables en los últimos 10 años. Con el 52,1%, Suecia tenía en 2013 la cuota más alta de energía procedente de fuentes renovables en su consumo final bruto de energía, por delante de Letonia (37,1%), Finlandia (36,8%) y Austria (32,6%). En contraste, las proporciones más bajas se encuentran en Luxemburgo (3,6%), Malta (3,8%), los Países Bajos (4,5%) y el Reino Unido (5,1%). A nivel comunitario, la cuota de energía procedente de fuentes renovables en el consumo final bruto de energía alcanzó el 15,0% en 2013, comparado con el 8,3% en el 2004.
Así, cuatro de los 28 Estados miembros de la UE ya han alcanzado el nivel necesario para cumplir sus objetivos nacionales 2020: Bulgaria (con una participación de 19,0% de las energías renovables en el año 2013), Estonia (25,6%), Lituania (23,0%) y Suecia (52,1%). Por otra parte, Rumania (con una cuota del 23,9% de energías renovables en 2013) e Italia (16,7%) están a menos de 0,5 puntos porcentuales de sus objetivos para 2020. En el extremo opuesto de la escala, se encuentran el Reino Unido (9,9 puntos porcentuales de alcanzar su objetivo nacional 2020), los Países Bajos (9,5 pp), Francia (8,8 pp) e Irlanda (8,2 pp).

Para más información, puede consultar aquí los datos del estudio de Eurostat.

No hay comentarios:

Publicar un comentario