Buscar este blog

domingo, 28 de septiembre de 2014

Cómo una beca Erasmus puede cambiar tu futuro

El estudio sobre el Impacto de Erasmus muestra que la realización de este programa de intercambio de estudiantes de la UE ayuda a mejorar las perspectivas profesionales y ofrece mayor amplitud de miras y de relaciones sociales. 

Estudio Comisi?n Europea
¿Crees que hacer una beca Erasmus puede cambiarte la vida? La Comisión Europea acaba de publicar su último estudio sobre el Impacto de Erasmus, en el que señala que los titulados que han vivido una experiencia internacional se desenvuelven mucho mejor en el mercado laboral que aquellos que no han salido de su país.

Quiero hacer un curso con prácticas

Según la Comisaria Europea de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, Androulla Vassiliou, este estudio lanza un claro mensaje: “si estudias o te formas en el extranjero tienes más probabilidades de mejorar tus perspectivas de empleo”, lo que, en definitiva, es el objetivo que persigue más del 85% de los alumnos Erasmus que deciden estudiar o hacer prácticas en otro país.

De hecho, de acuerdo con este estudio, este colectivo de jóvenes que atraviesa fronteras tiene la mitad de probabilidades de sufrir desempleo de larga duración y su tasa de paro es un 23% inferior en comparación con aquellos que permanecen en su país.

Disfrutar de una experiencia Erasmus no sólo sirve para adquirir conocimientos específicos en una determinada disciplina sino que también refuerza capacidades transversales que el 92% de los empresarios valora a la hora de contratar personal como por ejemplo curiosidad, capacidad de resolver problemas, tolerancia, poder de decisión, confianza en uno mismo y conciencia de las propias virtudes y defectos. Los alumnos Erasmus tienen estos rasgos de personalidad más acentuados que los jóvenes que no han estudiado ni se han formado en el extranjero, incluso antes de realizar esta beca, aunque la diferencia se incrementa en un 42% de media después de vivir esta experiencia.

Quiero hacer un curso de idiomas en el extranjero

Además, a la hora de contratar a sus empleados, el 64% de los empresarios otorga un gran peso a la experiencia internacional de los candidatos e incluso conceden más responsabilidad profesional a los titulados que cumplen este requisito.

Este estudio resalta también que a más de un tercio de los estudiantes Erasmus que realizan prácticas en el extranjero se les ofrece un puesto de trabajo en la empresa donde les formaron. Asimismo, los alumnos Erasmus tienen un espíritu emprendedor más marcado, de ahí que casi uno de cada diez becarios Erasmus haya constituido su propia empresa y tres de cada cuatro lo tengan previsto o se planteen la opción de poner en marcha su propio negocio.

Erasmus+ amplía miras

Realizar una beca Erasmus “abre la mente” de los estudiantes tanto en el ámbito profesional como personal. De este estudio se desprende que, desde su graduación,el 40% de los antiguos alumnos Erasmus se ha mudado, al menos una vez, a otro país, casi el doble que aquellos que no realizaron ningún programa de movilidad (23%). Además, la mayoría de ellos (93%) se imaginan viviendo en el extranjero en un futuro, frente al 73% de los que no se movieron de su país durante sus estudios.

El hecho de haber participado en un programa de movilidad puede influir incluso en el ámbito más personal, ya que el 27% de los antiguos alumnos Erasmus encuestados conoció a su pareja durante su estancia en el extranjero y un 33% tiene una relación con una persona de diferente nacionalidad en comparación con el 13% del resto de los alumnos que no vivieron esta experiencia internacional. Tomando como base estos datos, la Comisión Europea ha estimado que es probable que, desde 1987, hayan nacido alrededor de un millón de niños engendrados por parejas Erasmus.

En la realización del estudio sobre el Impacto de Erasmus han participado estudiantes y antiguos alumnos Erasmus, trabajadores, centros de enseñanza superior y empresas (un 55% de pymes) que pertenecen a 34 países (Estados Miembros de la UE, Islandia, Noruega, Suiza y Turquía, Liechtenstein y la Antigua República Yugoslava de Macedonia).

Objetivo Erasmus+

El nuevo programa Erasmus+, inaugurado en enero de este año, cuenta con un presupuesto total de casi 15.000 millones de euros para los próximos siete años. Este programa de intercambio de estudiantes de la UE ofrecerá subvenciones a cuatro millones de personas entre 2014 y 2020, un 40% más que en la fase anterior,  entre los que se encuentran dos millones de estudiantes de enseñanza superior y 300.000 profesionales de enseñanza superior. Además, financiará 135.000 intercambios de estudiantes y de trabajadores en países socios no europeos.

La Comisión Europea tiene puesto su punto de mira en conseguir que a finales de esta década un 20% de los estudiantes, como mínimo, haya participado en algún programa de movilidad para estudiar o formarse en el extranjero. Hasta ahora, sólo el 10% de los estudiantes han ejercido esta movilidad, de los cuales en torno al 5% obtuvieron una Beca Erasmus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario