Buscar este blog

jueves, 28 de agosto de 2014

Alemania regula la ‘inmigración de la pobreza’

Dicho y hecho. Hace unos meses ya os avisamos de lo que pretendía el Ejecutivo alemán y hoy  han dado luz verde a esta regulación de la ‘inmigración de la pobreza’. A partir de ahora, los ciudadanos de la Unión Europea (UE) que no encuentren trabajo en un plazo de seis meses serán expulsados del país.  
Martin Abegglen | FlickrEl motivo según el ministro del Interior, Thomas de Maizière, “la libre circulación es una parte indispensable de la integración europea, pero no podemos cerrar los ojos frente a los problemas que ella puede suscitar”. Así está el patio. Con expresiones tan feas como “¡El que engaña, vuela!”, eslogan de la Unión Cristiano Social de Baviera (CSU), partido que inició el año pasado esta campaña, se explica una ley que quiere castigar con mano dura a los comunitarios que no logren empleo en un semestre.
No sólo eso. Cuando la norma entre en vigor, las autoridades del país podrán, incluso, prohibir el regreso a suelo germano por cinco años a aquellos que hayan solicitado, mediante engaños, la llamada “ayuda para niños”. A partir de ahora, los solicitantes tendrán que presentar un número de identificación fiscal.
Estos “peligrosos turistas sociales”, como los califica Horst Seehofer, jefe del gobierno regional de Baviera, introduciría “una inmigración en nuestro sistema de seguridad social”, según ha dicho el mismo político que parece caracterizarse por la mesura en sus opiniones.
El Ejecutivo presidido por Angela Merkel creó, el pasado mes de enero, una comisión de expertos para analizar el problema y buscar soluciones destinadas a impedir el fraude en las prestaciones sociales. Ocho meses después, el trabajo de estos ‘sabios’ se resume en un documento de 133 páginas que se ha bautizado como “Cuestiones jurídicas y desafíos en el uso de los sistemas sociales de seguridad social por parte de los nacionales de los Estados miembros de la UE”, cuyo primer borrador fue presentado en marzo pasado al Consejo de Ministros. La decisión del Gobierno fue calificada como “populismo barato” por los Verdes, mientras que la poderosa Confederación de Sindicatos alemana (DGB) señaló que el informe de los expertos no daba detalles del fraude que se desea combatir.
Otra de las medidas que se pondrán en marcha para atajar el problema será poner a disposición de los estados federados una ayuda de 25 millones de euros y, posiblemente, otro de 250 millones.

por  · 27 agosto, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario